Local

Categorías: 

Daimiel
Ciudad Real

11 años difundiendo la comida manchega

18 personas se daban cita en las cocinas de San Roque para aprender los secretos de la gastronomía local. Una nueva edición del taller ‘Vamos a aviar’ que cada año organiza la asociación folclórica Virgen de las Cruces y que, en esta ocasión, tuvo como platos principales el arroz con pollo y las sopas tostás. Para el postre quedó el toque navideño: figuritas de mazapán.

La asociación folclórica Virgen de las Cruces se metía un año más en los fogones de las cocinas de San Roque para celebrar este pasado sábado la XI edición del taller gastronómico ‘Vamos a aviar’. 18 personas participaban en una iniciativa donde aprendieron los secretos de “un buen arroz con pollo y sopas tostás”, acompañadas por un postre “muy navideño”: el mazapán.

Josefa Acosta, de la asociación de vecinos de San Roque y monitora habitual de estos talleres, fue la encargada de explicar la elaboración de los diferentes platos a los alumnos congregados en la cita. La veterana cocinera explicaba “que no hay secreto para la elaboración de estos productos” y matizaba que “cada ama de casa tiene su especial truquillo, yo al arroz con pollo recomiendo añadirle un majao de ajo y almendra”.

Para las sopas tostás, un plato quizá “un poco más desconocido”, pero muy típico en Daimiel, se aprovecha el pan duro para cocinarlo tras esponjarse en agua como si fuese una tortilla. La guinda del pastel se puso con una tarta de pan de molde y un postre de mazapán, realizado a base de almendra y huevo, donde los alumnos demostraron sus habilidades moldeando las típicas figuritas.

La jornada finalizaba con la entrega de un diploma a los participantes que, además, compartieron comida probando los platos realizados, y que fueron “todo un éxito” entre los comensales.

Añadir nuevo comentario