Local

Categorías: 

Cuenca
Cuenca

Antonio Rodríguez reivindica la figura del conquense Luis Astrana Marín en su último libro editado por Diputación

¿Miscelánea conquense en torno a Luis Astrana Marín. Su proceso por masón' es el título del último libro de Antonio Rodríguez, que ha sido editado por el Servicio de Publicaciones de la Diputación de Cuenca dentro de la colección Ediciones Provinciales y que ha sido presentado este martes en el Salón de Plenos del Palacio Provincial en un acto al que ha asistido el presidente de la institución provincial, Benjamín Prieto, junto al vicepresidente, Julián Huete; el diputado de Cultura, Francisco Javier Doménech; el escritor, Enrique Domínguez Millán; el catedrático de la UCLM, Martín Muelas; y el alcalde de Villaescusa de Haro, Cayetano Solana, que han querido acompañar al autor en un momento tan especial.
Antonio Rodríguez reivindica la figura del conquense Luis Astrana Marín en su último libro editado por DiputaciónAntonio Rodríguez reivindica la figura del conquense Luis Astrana Marín en su último libro editado por Diputación

Ante un Salón de Plenos repleto de público, Prieto ha felicitado al autor por este libro en el que se reivindica la figura de Astrana Marín; algo, a su juicio, importante, puesto que se trata de un conquense que dejó su huella en la primera mitad del siglo XX como gran cervantista y que desarrolló una labor encomiable digna de ser rescatada.

En este sentido, ha recordado las Jornadas Cervantinas celebradas hace un año en Villaescusa de Haro, organizadas por la UCLM y el Ayuntamiento con el apoyo de la Diputación,  a las que pudo asistir y que, según ha dicho, se convirtieron en el último impulso para el nacimiento de este libro en torno a la figura de Astrana Marín.

Asimismo, no ha dejado pasar la oportunidad de agradecer a Martín Muelas su contribución a esta obra con el prólogo y a Enrique Domínguez Millán por convertirse en este acto en el eslabón de unión de Astrana Marín, al que conoció personalmente, con el autor y el público asistente.

El autor, por su parte, ha querido mostrar su satisfacción por el hecho de que la Diputación haya publicado este libro, que, según ha dicho, nació de una ponencia que pronunció hace dos años en el seno de la Sociedad Cultural Ágora de la capital conquense, como miembro fundador, en torno al proceso por masonería del ilustre hijo de Villaescusa de Haro, Luis Astrana Marín.

¿Miscelánea conquense en torno a Luis Astrana Marín. Su proceso por masón' está dividido, según ha detallado Rodríguez, en dos grandes bloques: uno dedicado a paso por la provincia de Cuenca y, concretamente, en aquellos lugares donde dejó huella, que van desde su localidad natal Villaescusa de Haro hasta la capital conquense, pasando por municipios como Villagordo del Marquesado, Belmonte, San Clemente o Mota del Cuervo, debido sobre todo a su faceta de insigne cervantista; y otro centrado en el proceso judicial por masonería al que fue sometido en 1944 y por el que fue condenado a 12 años y un día de reclusión menor y que se encuentra recogido en el sumario 642-44 rescatado por el autor del Archivo General de la Guardia Civil Española de Salamanca.

Un proceso, a juicio de Rodríguez, totalmente "injusto", que condicionó en gran medida su labor como investigador cervantino, a pesar de ser indultado tres años más tarde, el 16 de junio de 1947 por el Consejo de Ministros. Y es que este proceso judicial, según ha explicado, coincidió con la época en la que estaba trabajando en la que ha sido su obra cumbre titulada ¿Vida ejemplar y heroica de Miguel de Cervantes Saavedra' y en la que empleó veinte años de su vida, sacando a la luz unos 1.410 documentos inéditos sobre el autor del Quijote.

Un libro en el que se acerca a la figura de Astrana Marín, lo que para su autor "ha sido un auténtico placer", y para el que ha tenido que consultar numerosos libros, artículos de periódicos y revistas, así como documentos del Archivo Municipal de Cuenca, el Archivo Diocesano de Cuenca, el Archivo General de la Guerra Civil Española de Salamanca o el Archivo Municipal de Villaescusa de Haro, entre otros.

Un trabajo éste que le ha llevado a asegurar que "Astrana Marín fue un gran conquense, que amó a su tierra y sufrió ante el dolor que le producía aquello que no le gustaba, porque él fue siempre un crítico y temperamental, que quiso ser libre con lo difícil que era en la época en que vivió, tendría, a mi parecer, siempre presente aquella frase que su admirado y estudiado el inmortal Cervantes pone en boca de El Quijote: La libertad, Sancho, es uno de los más preciados dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre, por la libertad, así como por la honra se puede y debe aventurar la vida y, por el contrario, el contravenir es el mayor mal que puede venir a los hombres".

Por todo ello, el autor no ha dudado en expresar su deseo ante los presentes de que la figura de este gran investigador conquense "permanezca y aumente en el recuerdo de quienes aprecian la cultura y muy especialmente a nuestros clásicos, por su gran e ingente labor". Reconocimiento que, a su juicio, "deber ser máximo entre los conquenses por tal ilustre paisano y de quien no dudo tenemos, al menos un poco en el olvido al investigador ilustre".

Añadir nuevo comentario