Local

Categorías: 

Ciudad Real
Ciudad Real

Aprobada la celebración de la X edición de FENAVIN los días 7, 8 y 9 de mayo de 2019 con una base de impacto económico que supera los 60 millones de euros

El balance de la edición del pasado año incluye el trabajo directo de 50 empresas, de las que 47 son de Ciudad Real

La Junta de Gobierno de la Diputación de Ciudad Real, reunida este mediodía con carácter ordinario bajo la presidencia del presidente de la institución provincial, José Manuel Caballero, ha aprobado la celebración de la próxima edición de la Feria Nacional del Vino los días 7, 8 y 9 de mayo de 2019.

FENAVIN cumplirá su décima edición, gracias al esfuerzo del actual Equipo de Gobierno, con la mayor superficie expositiva permanente de su historia, puesto que contará con más metros cuadrados en pabellones construidos, mientras que el resto, hasta alcanzar los casi 32.000 metros cuadrados, se ofrecerán a los expositores en carpas, como ha venido ocurriendo en los últimos dieciocho años. Caballero ha precisado, a este respecto, que en 2021 se cerrará el ciclo de remodelación y ampliación del Pabellón Ferial de Ciudad Real con la habilitación del espacio adyacente a las actuales instalaciones cuya propiedad ya acredita la Diputación.

Ha mostrado, por otro lado, su satisfacción porque FENAVIN 2019 echa a andar sobre una base absolutamente determinante para la economía de la provincia, ya que el impacto económico directo e indirecto de la edición anterior se sitúa en más de 60 millones de euros. En este sentido, es preciso tener en cuenta, además, la buena imagen de la provincia que proyecta la feria, así como el prestigio que otorga a los vinos de Ciudad Real y de Castilla-La Mancha. Sin duda, la excelencia en la gestión que exhibe FENAVIN se aplica automáticamente a las empresas productoras que están enclavadas en nuestro territorio.

No obstante, la incidencia de FENAVIN se hace más patente cuando se atiende al impacto que tiene sobre las exportaciones en el ámbito del sector del vino. Según el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad desde 2001 a 2016, cuando la feria ya se había celebrado en ocho ocasiones con carácter bienal, el aumento de exportaciones de vino en millones de euros de las bodegas y cooperativas ciudadrealeñas fue espectacular, pasando de 99'2 millones a 317'9. Y la exportación de vinos de Castilla-La Mancha ha aumentado, en términos de facturación, un 13'2 por ciento hasta agosto de 2017.

La excelente progresión registrada es un hecho que sería difícil haber conseguido si no se hubiera creado y desarrollado la Feria Nacional del Vino, un argumento que asume el sector con absoluta normalidad. Sobre todo porque FENAVIN propicia la llegada directa de casi 5.000 compradores de 90 países. Sin contar con que se ha conseguido que el centro nacional de negocio del vino sea localizado por el sector en la provincia de Ciudad Real.

FENAVIN 2019 se celebrará con el mismo presupuesto de la edición anterior, que asciende a 2.800.000 euros (IVA excluido). Es relevante destacar, a este respecto, que el 94 por ciento de los recursos que destina la Diputación de Ciudad Real a la organización y desarrollo de la Feria Nacional del Vino revierte en empresas y autónomos de la provincia. Cincuenta firmas intervinieron en la edición celebrada el pasado mes de mayo, de las que 47 tienen el domicilio social en la provincia. La repercusión económica en nuestro tejido económico y social es incuestionable. Así lo certifican en hoteles, bares, restaurantes y en tiendas diversas así como distintos colectivos profesionales.

Aunque FENAVIN 2019 marcará un hito en su aspecto formal, porque abrirá sus puertas con nuevas instalaciones y mejores servicios para el expositor, mantiene los objetivos establecidos desde su primera edición, puesto que surgió para consolidar en Castilla-La Mancha, concretamente en Ciudad Real, una Feria Nacional del Vino y sus productos derivados. También para realizar un gran número de actividades complementarias que han convertido a la feria en un centro nacional de discusión y propuestas sobre el sector y sobre la cultura del vino.

Ofrecer contactos privilegiados a compradores y expositores; desarrollar el mercado interno en la capital y en el resto de la provincia; concienciar a la población sobre la realidad productiva, de la dependencia del desarrollo de la zona respecto al sector del vino y aumentar la concienciación de los empresarios sobre la importancia de las actividades de comercialización para elevar el valor añadido de la producción son otros objetivos que se cumplen con la celebración de la Feria Nacional del Vino.

Añadir nuevo comentario