El Ayuntamiento suma dos nuevos “gigantes” con Hernan Pérez del Pulgar y Diego de Mazariegos

Ciudad Real - Ciudad Real
Fuente de la noticia: 
Conoce Castilla-La Mancha

La concejala de Festejos, Manuela Nieto-Márquez recordaba cómo desde 2016 la Concejalía de Festejos y la Comisión de Festejos apostó por adquirir un patrimonio para el Ayuntamiento en forma de estos gigantes que desfilan en el inicio de la Feria, y tras la Dulcinea y el Pandorgo, el año pasado se encargaron las figuras del rey Alfonso X y su mujer, Violante, y este año se han elaborado las de dos caballeros naturales de Ciudad Real: Diego de Mazariegos y Hernán Pérez del Pulgar.

Diego de Mazariegos y Porres (Ciudad Real, 1501 – 1530), fue un conquistador español, fundador de la actual ciudad de San Cristóbal de las Casas en Chiapas (Méjixo), “con la que está hermanada Ciudad Real, y con la que tenemos muy buena relación”. Hernán Pérez del Pulgar y García Osorio (Ciudad Real, 27 de julio de 1451-Granada, 11 de agosto de 1531) fue un capitán del ejército castellano que sobresalió durante la Guerra de Granada, ganándose el favor de la reina Isabel la Católica y cobrando gran fama en todo el reino. En vida fue conocido por el apodo Alcaide de las Hazañas o simplemente El de las Hazañas.

Estas dos figuras desfilarán por primera vez este martes, 14 de agosto en un pasacalles, que según la concejala “va a ser espectacular no solo por los 6 gigantes y 2 cabezudos de Don Quijote y Sancho que ha hecho “El Mono sin Pelo”, sino también por el espectáculo de luz y de teatro de calles que habrá”.

“El mono sin pelo” ha sido la empresa encargada de realizar estas obras. Su responsable, Enrique Redondo, agradecía al Ayuntamiento de Ciudad Real por apostar por la artesanía y crear patrimonio. En este caso consideraba interesante que estén relacionados con la ciudad. “Están hechos con cartón-piedra y mucho cariño, así se consigue el ir mejorando cada año, y estamos más orgullosos del trabajo que estamos haciendo.

Estos “gigantes” miden 3,60 metros. Sobre el proceso de documentación para su confección, Redondo reconocía que “suelo buscar cuadros o estatuas que nos den los referentes de cómo eran estos personajes… como la de Hernan Pérez del Pulgar que hay en la entrada de Ciudad Real, o la estatua de Diego de Mazariegos que había antes en San Cristóbal de las Casas”.

Añadir nuevo comentario

8 + 3 =