Diputación de Cuenca ultima con el Obispado la compra del antiguo Convento de Franciscanos de San Clemente

 un edificio de principios del siglo XVI que está en desuso desde hace años y que se encuentra en un estado avanzado de deterioro. Al igual que hiciera, hace ahora poco más de un año, con la iglesia del antiguo Convento de Santo Domingo de Guzmán de Huete, la institución provincial ha tomado la iniciativa con este inmueble histórico con el objetivo no solo de evitar su desaparición, sino, además, de darle una utilidad que contribuya al desarrollo económico de San Clemente, en particular, y de la provincia, en general.

Y es que desde la Diputación conquense no se puede permitir por responsabilidad social con la provincia y su desarrollo que desaparezca este edificio del siglo XVI y se apuesta, tal y como viene haciendo este equipo de Gobierno en los últimos seis años, por su recuperación, siempre desde el convencimiento de que la puesta en valor del patrimonio es un instrumento eficaz para la dinamización económica de la provincia, creando oportunidades de riqueza y empleo en torno a sectores productivos como el turismo y, por lo tanto, afianzando la población en el territorio.

No en vano, con la adquisición y nuevo uso de este antiguo convento, además de preservar nuestro legado histórico, se visualiza la apuesta de las administraciones por que el patrimonio esté vivo y sea una fuente de recursos para el territorio, además de una garantía para consolidar nuestro futuro.

La operación de compra afecta a una parcela de casi 3.500 metros cuadrados de extensión, que alberga fundamentalmente la edificación conventual con una superficie total de unos 1.900 metros cuadrados, con una ocupación en planta de 809 m2..

Operación de compra-venta que, por cierto, se lleva a cabo en el Año Europeo del Patrimonio Cultural y posibilita a este Convento del siglo XVI tener una segunda oportunidad para revitalizar la realidad social y económica del municipio manchego, donde los conquenses tenemos la gran suerte de contar con excelentes edificios históricos que hacen de San Clemente la capital renacentista manchega y que son obligados destinos turísticos.

Añadir nuevo comentario