Diputación y Ayuntamiento toman la iniciativa para hacer realidad la mejora de la accesibilidad del Casco Antiguo

Cuenca - Cuenca
Fuente de la noticia: 
Conoce Castilla-La Mancha

Y lo han hecho de la mano de la Demarcación de Cuenca del Colegio Oficial de Arquitectos de Castilla-La Mancha (COACM), con un encuentro en el Palacio Provincial entre el presidente de la Diputación, Benjamín Prieto; el alcalde de la capital, Ángel Mariscal; y el presidente de la institución colegial, Miguel Ángel Redondo, en el que han mostrado su disposición de tomar cartas en el asunto analizando cómo afrontar este reto, así como su financiación con las convocatorias de fondos europeos de la pasada semana.

De hecho, según ha remarcado Prieto, la institución provincial está dispuesta a apoyar al Consistorio capitalino para acometer con "seriedad y compromiso" la mejora de la accesibilidad del Casco Antiguo, en contra de las "vagas promesas del Sr. Page, que no van a ningún lado". Promesas, a su juicio, basadas en la demagogia y sin ninguna voluntad firme de ejecutar el proyecto de los ascensores, porque si no "no hubiera residenciado la responsabilidad del mismo a otra entidad, como es el Consorcio Ciudad de Cuenca".

Obstáculos
Una cuestión ésta que, en opinión de Mariscal, dice mucho de las nulas intenciones de la Junta de Comunidades de afrontar de verdad este proyecto. Y, como muestra, ha recordado que su proposición de que sea el Ayuntamiento de la capital o el Consorcio Ciudad de Cuenca quienes lo acometan se cae por su propio peso. Y es que, tal y como ha afirmado, uno de los requisitos de la propuesta del Gobierno regional para la consecución de los remontes es la capacidad económica, financiera y operativa suficiente del promotor del proyecto durante el periodo de ejecución; algo que el Consistorio capitalino no puede garantizar "por el severo plan de ajuste que nos dejó el PSOE y porque tenemos que ejecutar los 10 millones de euros procedentes del Programa Operativo de Desarrollo Urbano Sostenible para el periodo 2016-2022 y que "condiciona de manera determinante la capacidad inversora de la Administración Local en los próximos años". En este programa del Ministerio, según recuerda, "sí adelanta cantidades importantes a diferencia de la convocatoria de la Junta de Comunidades".

Situación que no es muy diferente para el Consorcio Ciudad de Cuenca, ya que, tal y como ha destacado Prieto, "el grueso de su presupuesto está comprometido a su plan cuatrienal de inversiones, que contempla actuaciones de mucha importancia para la ciudad, como, por ejemplo, la ampliación del Museo Arqueológico de Cuenca, al que no podemos ni debemos renunciar".

Además, el alcalde de la capital ha llamado la atención sobre otro de los condicionantes de dicha propuesta del Gobierno autonómico de "difícil cumplimiento", como es, sin duda, el periodo de ejecución, fijado en 18 meses para proyectos de rehabilitación y puesta en valor del patrimonio histórico-artístico y otras infraestructuras de puesta en valor en conjuntos históricos, como es el caso de los ascensores.

Y es que, según ha destacado, los servicios municipales estiman que serían necesarios 6 meses para el desarrollo del Concurso Internacional de Ideas propuesto, 6 meses más para la redacción y tramitación de los proyectos técnicos de ejecución, otros 6 meses para la licitación y adjudicación de las obras, y un periodo de tiempo a determinar por los proyectistas para la ejecución de las obras, no menos de 18-24 meses; esto es, un plazo muy superior al establecido como requisito obligatorio de la ayuda financiera que se propone sea solicitada. Todo ello sin olvidar, tal y como indica, que la Junta exige que los beneficiarios generen el 100% del crédito necesario, por lo que el Ayuntamiento capitalino necesita el compromiso firme de aportación de 6 millones de euros, incluidos los adelantos. De lo contrario se incumpliría el plan de ajuste con las graves consecuencias que eso conllevaría.

Trabajo en conjunto
No es de extrañar que ambas administraciones ¿provincial y local¿, con el apoyo de la Demarcación conquense del Colegio de Arquitectos, se hayan propuesto trabajar juntos en la búsqueda de una solución real y asumible por ambas, que pudiera ser seleccionada directamente por la Junta de Comunidades para ser ejecutada bien por la Diputación o por el propio Gobierno regional en el marco de desarrollo de las competencias propias de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo.

De ahí que la primera medida en este camino conjunto hacia la realización de esta mejora de la accesibilidad del Casco Antiguo de la capital conquense pudiera pasar por la promoción de un Concurso Internacional de Ideas para la concreción formal de la intervención a realizar, tomando como base inicial el proyecto del equipo de arquitectos Cuenca [In] y el Colegio de Arquitectos de Cuenca.

Un proyecto que en todo caso será ambicioso y, aparte de mejorar la accesibilidad, en él se estudiará el tratamiento de espacios urbanos y de singular interés, enclaves a nivel de paisaje, así como la puesta en valor de la muralla.

En todo caso, tanto Prieto como Mariscal confían en que entre todos este proyecto llegue a buen término y pueda beneficiar no solo a los conquenses sino también a los miles y miles de turistas que visitan la ciudad.

Añadir nuevo comentario

3 + 15 =