Diputación y Obispado mantienen su esfuerzo inversor de 700.000 euros en la rehabilitación de edificios religiosos

Cuenca

Fuente de la noticia: 

Conoce Castilla-La Mancha

Un compromiso que se ha materializado este jueves con la firma de un protocolo de colaboración a cargo del presidente de la institución provincial, Benjamín Prieto, y el obispo de la Diócesis de Cuenca, José María Yanguas, que han estado acompañados del vicepresidente de la Diputación, Julián Huete, y el arquitecto del Obispado, Esteban Salarategui.

Un acuerdo, calificado por Prieto como "importante", que contempla una inversión de 700.000 euros, financiada a partes iguales por ambas instituciones, con el fin de acometer un total de 37 actuaciones en otros tantos municipios de la provincia. Y es que, a su juicio, estamos hablando de la rehabilitación de un patrimonio que en muchos casos es el único que posee el municipio, además de ser emblema y seña de identidad para sus vecinos, y, sin olvidar que en algunos casos se evita, incluso, su irreparable desaparición.

Es por ello que ha mostrado su satisfacción por la renovación de esta colaboración, que permite continuar con esta apuesta por el patrimonio, precisamente en el Año Europeo del Patrimonio Cultural.

Satisfacción ésta que ha asegurado compartir el obispo de Cuenca, quien no ha dudado en agradecer al presidente de la Diputación su especial preocupación y compromiso personal por la conservación del patrimonio de esta provincia. No en vano, Monseñor Yanguas ha tildado este protocolo como "inversión social" en nuestros pueblos, puesto que no solo se ayuda a los municipios, sobre todo a los más pequeños, a acometer estas obras que de otra manera sería imposible, sino que, además, se conserva el patrimonio y se contribuye de alguna manera a combatir la despoblación afianzando a los habitantes en el territorio.

Las intervenciones en estos 37 edificios religiosos son de muy diversa índole y envergadura y, en algunos casos, suponen continuar con los trabajos que ya ha iniciado con anterioridad el Obispado mediante otras líneas de actuación. En este sentido, y aun partiendo de la premisa de que todas las obras incluidas en este protocolo son importantes y necesarias, ha hecho mención a algunas de ellas, como las iglesias de Montalbanejo, La Peraleja, Talayuelas, Arcos de la Sierra, Las Pedroñeras o El Acebrón, así como la ermita de Fuente de Pedro Naharro o los Conventos de las Clarisas de San Clemente y San Miguel de las Victorias en Priego.

Añadir nuevo comentario