Doménech reivindica como una de las principales fortalezas de Castilla-La Mancha el carácter de sus gentes

Cuenca - Cuenca

Fuente de la noticia: 

Conoce Castilla-La Mancha

Un acto institucional que ha reunido en el Salón de Actos del Ayuntamiento de la localidad costera a alrededor de 200 personas, entre las que se encontraba el alcalde del municipio levantino, Toni Pérez; el presidente de la Federación de Comunidades Originarias de Castilla-La Mancha en la Comunidad Valenciana, Jesús Martínez; y la presidenta de la Casa de La Mancha en Benidorm y Comarca, Loren Torres.

Un Día de Castilla-La Mancha muy especial que ha tenido un marcado carácter conquense, puesto que a la designación del diputado de Cultura como mantenedor de este año, se ha sumado el nombramiento de dos oriundos de Casasimarro, los hermanos Maricarmen y Pepe Alarcón Escribano, como Manchega de Honor y Quijote 2018, respectivamente.

En su intervención, Doménech ha reivindicado como una de las grandes fortalezas de nuestra comunidad autónoma el carácter de sus gentes. Y es que, según ha dicho, "si importante y variada es nuestra gastronomía, rico nuestro patrimonio y extensa nuestra historia, os puedo asegurar que lo más importante de Castilla-La Mancha y de lo que nos podemos sentir más orgullosos es por sus gentes". No en vano, ha descrito a los castellano-manchegos como "personas humildes, sencillas que han sabido salir adelante a pesar de las dificultades a base de ilusión, trabajo y esfuerzo. Valores que nos transmiten nuestros mayores y que siempre hacemos gala de ello, y que a buen seguro desprendéis en esta tierra costera de Benidorm donde habéis sembrado una vida y donde habéis aportado vuestra valía".

Pero, a su juicio, en la grandeza de Castilla-La Mancha, también tiene mucho que decir su rico patrimonio cultural, tanto tangible como intangible; un extenso legado de nuestros antepasados, por el que considera que "nos debemos sentir orgullosos" y que "debemos cuidar, conservar y poner en valor". Algo que, según ha subrayado, se tiene muy claro en la Diputación de Cuenca, que en los últimos siete años ha invertido más de 20 millones de euros en la rehabilitación del patrimonio histórico de la provincia con el claro convencimiento de que "el patrimonio tiene que servir para el presente y ganar el futuro".

Y es que, tal y como ha remarcado, "debemos aprovechar los recursos que tenemos en el territorio, porque deben ser una herramienta eficaz para generar oportunidades, para así generar riqueza y empleo, y por tanto combatir uno de los mayores retos que tenemos en estos momentos, la despoblación".

Es por ello que, haciendo uso de un símil informático, ha aseverado que "nuestra región es como un buen sistema informático que para funcionar tiene un hardware y un software, entendiendo el primero como la parte tangible; es decir, su naturaleza, sus paisajes, su riqueza patrimonial, etc, "un gran armazón con posibilidades de desarrollo". Y, como software, la parte intangible, "la nobleza, la generosidad, la sencillez y el espíritu emprendedor y trabajador de sus gentes".

En esta línea, ha querido centrarse algo más en Cuenca y provincia, asegurando que, al igual que toda la región, "tiene un gran activo en el buen hacer de sus gentes, en la familiaridad y cercanía con la que se vive en los pueblos, la hospitalidad, la seguridad, la sana convivencia, la fraternidad; aspectos que la hacen única".

No es de extrañar, por lo tanto, que en su intervención como mantenedor del Día de C-LM, no haya dudado en mostrarse orgulloso de pertenecer a esta región y, en especial, a la provincia de Cuenca, por cuya riqueza patrimonial monumental, natural y paisajística ha querido hacer un repaso, mencionando a algunos de los enclaves turísticos de mayor relevancia.

De la misma manera, ha querido transmitir a todos los presentes su cariño y admiración por toda la comunidad originaria castellano-manchega y por las Casas Regionales repartidas por toda España, porque contribuyen a "mantener vivo el espíritu de nuestra comunidad autónoma allí donde están", además de valorar especialmente su esfuerzo por no romper con sus raíces.

Como consecuencia, les ha pedido que "sigáis visitando nuestros pueblos, que animéis a que vuestro hijos y nietos sigan haciéndolo, que las futuras generaciones sigan vinculados con el territorio donde tienen sus raíces. Siempre será vuestra tierra, y siempre os querremos tener entre nosotros".

Tras el discurso del mantenedor, la actuación del grupo de coros y danzas El Trillo, de Albacete, ha puesto el punto y final a la celebración del Día de Castilla-La Mancha en Benidorm, que no así a las Jornadas Culturales Manchegas, que continuarán con un apretado programa hasta el próximo 31 de mayo.

Añadir nuevo comentario