El espectáculo acuático “La Sirenita y un Príncipe de Cuento” volverá a la piscina de Alcázar el 30 de agosto

Alcázar de San Juan - Ciudad Real
Fuente de la noticia: 
Conoce Castilla-La Mancha

Aunque se preveía que el espectáculo acuático –dirigido especialmente a los más pequeños de la casa- era uno de los escenarios de verano más esperados en Alcázar; en ningún momento se barajaba la gran afluencia de público que se acercó hasta la piscina municipal. Más de 1.300 personas que hicieron cola, durante más de una hora, para no perderse “La Sirenita y un Príncipe de Cuento”. Una respuesta que desbordó las expectativas y que obligó a dejar fuera a un gran número de público, adulto e infantil, ya que el aforo de este espacio es de 750 personas.

La alcaldesa de Alcázar, Rosa Melchor, que se acercó junto al concejal de Cultura, Mariano Cuartero, para disfrutar del espectáculo; acordó con la compañía Narea, responsable del espectáculo, realizar un segundo pase el próximo 30 de agosto “para no dejar a nadie con mal sabor de boca, especialmente a los más pequeños”. La primera edil lamentó que más de 500 personas no pudieran disfrutar de la puesta en escena de un espectáculo familiar –el primer teatro acuático de España- que está triunfando en todo el país y que es la primera vez que se programa dentro del ciclo de Escenarios de Verano del Ayuntamiento de Alcázar de San Juan.

“La Sirenita y un Príncipe de Cuento”, promovido por la Diputación de Ciudad Real, llama la atención por la conjugación de música, luces y representación teatral que atrapan a los espectadores más pequeños y los sumergen en una historia sencilla que busca la educación en valores. La interculturalidad, el esfuerzo, la motivación… son algunas de las cuestiones que subyacen en la trama, con el telón de fondo de una sirena que se enamora de un príncipe con piernas.

“Hace años que queríamos hacer un espectáculo de verano en piscinas” –comentó el director de la compañía, Javier Moncada- “El año pasado nos decidimos a dar el paso y ha sido todo un éxito. Se trata de un musical convencional, con voces en directo, que cambia el escenario por el agua de la piscina, creando un ambiente muy agradable. El público viene a ver algo distinto y la respuesta está siendo muy positiva”. Una respuesta que se ha repetido también en Alcázar de San Juan.

Añadir nuevo comentario

2 + 12 =