El mejor FENAVIN de la historia sitúa en Ciudad Real el corazón del negocio mundial del vino

Fuente de la noticia: 
Conoce Castilla-La Mancha

La Feria Nacional del Vino que impulsa y organiza la Diputación de Ciudad Real ha alcanzado este mediodía su mayoría de edad coincidiendo con la inauguración de su X edición. El mejor FENAVIN de la historia ha abierto sus puertas para situar durante tres días en la capital de la provincia el corazón del negocio mundial del vino. Cifras históricas de expositores, compradores, y de precontratos y reuniones concertadas antes de inicio del evento ponen de manifiesto la importancia de este gran acontecimiento expositivo monográfico sobre vino, el más importante de España y uno de los mejores del mundo.

El presidente de FENAVIN, José Manuel Caballero, ha mostrado su satisfacción porque en los últimos cuatro años han sido capaces de mejorar la excelente feria que ya se encontraron en 2015 gracias al esfuerzo, audacia y tesón de sus antecesores. Y ha expresado su reconocimiento a aquellos que la hicieron surgir desde la nada, a todos los hombres y mujeres que acompañaron a Nemesio de Lara y a Manuel Juliá en 2001.

Ha destacado que en estos últimos años han sido capaces de reunir un apoyo institucional unánime en torno a FENAVIN. Ha mencionado la implicación del Ministerio de Agricultura, cuyo ministro, Luis Planas, ha asistido a la inauguración, y el valor de la palabra dada y el compromiso expresado por el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, incluso antes de adquirir responsabilidades de Gobierno en nuestra comunidad autónoma. La colaboración de la Junta se ha incrementado notablemente y así lo ha remarcado Caballero, quien ha confesado que nunca comprenderá qué se pretendió en el mandato anterior desde el Ejecutivo autonómico cuando se decidió no tener ni un metro cuadrado de stand, ni desarrollar una sola actividad mientras el resto de regiones desplegaban todo su potencial.

Considera, asimismo, Caballero que FENAVIN le debe mucho a la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, porque el Ayuntamiento de la capital también ha hecho posible, junto a la Junta de Comunidades Castilla-La Mancha, que la Diputación disponga de la titularidad de los terrenos para proceder no sólo a la remodelación del pabellón ferial, sino también a su ampliación. Decisiones y gestiones de suma importancia, según ha remarcado, porque garantizan la pervivencia de FENAVIN y un futuro de éxito en Ciudad Real, en la tierra que la vio nacer en 2001.

Con independencia de los apoyos económicos, lo que más valora Caballero es el respaldo institucional y político, así como la complicidad con la feria. De ahí que también haya destacado el apoyo constante del grupo popular de la Diputación, personalizando el agradecimiento en su portavoz, Adrián Fernández.

Se ha resuelto el galimatías patrimonial que existía y, paralelamente, se han adoptado decisiones políticas importantes que permiten hacer frente a la financiación de las diferentes fases de las obras. Diez millones de euros para la primera y la segunda, así como otros seis que ya se han reservado para la tercera provenientes del superávit de 2018.

Gestión publica más dinámica

Aunque FENAVIN tiene el futuro asegurado en Ciudad Real, Caballero ha señalado que es consciente de que para seguir atendiendo las importantes expectativas y demandas del sector y para que la feria siga siendo referencia del mercado del vino, es imprescindible abordar el sistema de gestión de la feria. “Necesariamente debemos caminar hacia un formato de gestión pública, más flexible y con más dinamismo, similar al que existe en otros lugares para la gestión de proyectos feriales de éxito”, ha indicado.

Ha dado la bienvenida a FENAVIN 2019 ante un salón repleto de autoridades, expositores y asistentes. Les ha agradecido su presencia en un recinto en el que se va a proporcionar el mayor impulso comercial al sector vitivinícola de nuestro país. Ha resumido en cifras la décima edición: “Diez pabellones con 34.000 metros cuadrados de exposición, casi 2000 expositores entre bodegas y cooperativas, la totalidad de las denominaciones de origen y de las Comunidades Autónomas, más de 19.000 compradores, 4.000 de ellos internacionales procedentes de más de 100 países del mundo”.

Se trata, según ha dicho, de la mayor concentración de oferta y demanda del vino español que jamás se ha producido dentro o fuera de nuestras fronteras. “Aquí hay presencia de vinos de todos los rincones de España, y es que ciertamente, el vino, es una de las principales señas de identidad de la marca España. Por eso, no es exagerado afirmar que hoy el vino, es uno de los elementos ligados a nuestra historia, a nuestra cultura, que mejor vertebra España, un elemento de cohesión que está ligado a la salud y a la felicidad”.

Por eso ha sumado a la organización de FENAVIN al manifiesto que ha presentado a primer ahora la asociación de periodistas y escritores de vino, solicitando la declaración de este producto como bebida nacional de España.

Ha explicado, por otro lado, que la feria no ha perdido la esencia que la caracteriza desde sus orígenes, porque sigue siendo cómoda, moderna y dinámica, que acredita una calidad organizativa de primer nivel. Los compradores trabajan de manera ágil y los expositores han traído sus mejores caldos demostrando, una vez más, la gran variedad y la enorme calidad que tiene el vino español, representado en por 998 bodegas de Castilla-La Mancha y 311 de la provincia.

Más de 100 actividades

Además de crear el escenario ideal para al negocio, FENAVIN se constituye en estos tres días, en el epicentro del análisis, la reflexión, el aprendizaje y el dialogo en torno a todas las oportunidades que ofrece el mundo del vino. Se han programado más de 100 actividades en una edición que es la más feminista de la historia por la gran cantidad de mujeres que aportan sus conocimientos, según ha destacado Caballero, quien ha resaltado, igualmente, que muchas de ellas se desarrollan gracias a los principales patrocinadores de FENAVIN: Globalcaja, Bankia, CaixaBank y Liberbank, Unicaja y Eurocaja Rural.

Ha calificado de clave al sector vitivinícola en el desarrollo económico y social de nuestra tierra. Y ha añadido que la viña y el vino han demostrado ser un potente fijador de población que se suma a los compromisos que en relación con el futuro inmediato del vino ha adquirido el Gobierno de Castilla-La Mancha a través del Plan Estratégico, donde se plantea la viticultura ecológica como una alternativa viable al modelo tradicional que se da en el resto de Europa.

Ha precisado, por otro lado, que el cambio climático es una realidad que no podemos ignorar por más tiempo. Cada vez existe más preocupación y sensibilidad de la población sobre esta problemática, especialmente entre los jóvenes y las mujeres, que, por otra parte, son los nuevos consumidores que más interesan en clave comercial. En este sentido, los vinos de Castilla-La Mancha pueden marcar tendencia en cuanto a las preferencias de consumo, a juicio de Caballero.

En otro orden de cosas, ha indicado que el compromiso de la Diputación Provincial con la feria pasa por seguir apoyándola, porque, además de ser una de las mejores del mundo, es muy rentable. Y ha resaltado, a este respecto, que el retorno económico que genera es infinitamente mayor que su presupuesto. Basta con mencionar que en 2001 se exportaba vino de Ciudad Real por 99’2 millones de euros y en 2018 por 483, un notable incremento al que “creemos haber contribuido a lograr”.

Ha trasladado, por otra parte, un mensaje de reconocimiento y de confianza hacia el sector porque lo está haciendo bien, aunque tiene retos, después de avanzar en la calidad, en la comercialización y la competitividad, como que hay que vender el granel a mejores precios. Y ha remarcado que nuestro objetivo tiene que seguir siendo embotellar cada vez más, aumentar la exportación y conquistar nuevos mercados con productos innovadores, adaptados a las nuevas tendencias de consumo, mejorando así el valor añadido.

Reconocimiento también por parte de Caballero durante su intervención al sector cooperativo, que ha afrontado un proceso de internacionalización espectacular. Y ha apostado por asegurar la rentabilidad de todas las piezas que intervienen en la producción y elaboración de vino, especialmente la de la más débil, que es el agricultor. Ha aprovechado para invitar a los dirigentes de ASAJA, UGT y CCOO, presentes en la inauguración de FENAVIN, a alcanzar cuanto antes, un acuerdo en el convenio del campo que satisfaga a todas las partes.

Recuperar el consumo interior

Ha concluido Caballero abogando por recuperar el consumo interior, tanto a nivel nacional como el regional, en el seno de un país que es uno de los

tres principales países productores de vino del mundo, y, sin embargo, ocupamos los puestos de cola en el ranking de consumo. Ha recordado que ante esta realidad conviene recordar que el vino forma parte de la historia y de la cultura de nuestros pueblos y de nuestra gente. “Es urgente impulsar una nueva cultura en torno al consumo de vino en España y en Castilla-La Mancha, especialmente entre los jóvenes adultos y las mujeres, ha añadido para recordar que “tenemos que apostar por nuevos formatos y nuevos productos, por una promoción integral, recordando que el vino marida a la perfección con el ocio, la creatividad, el turismo, el bienestar, y sobre todo con la amistad”.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
12 + 6 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.