Tauroemoción promete un cartel de feria que “va a ilusionar” a la afición

Daimiel - Ciudad Real
Fuente de la noticia: 
Conoce Castilla-La Mancha

Este sábado, 21 de abril, se presenta el cartel de la corrida de toros para la Feria y Fiestas de Daimiel. Una iniciativa que estará precedida por una clase de toreo práctica y solidaria a beneficio de la Asociación Española Contra el Cáncer. Allí participarán desde las 17:00 horas los alumnos de la escuela taurina de Alcázar de San Juan y figuras del toreo como Frascuelo, Ortega Cano, Sánchez Puerto y El Soro. Las entradas, a un precio de 5 euros, se pueden conseguir en Frutos Secos Morales, a través de la peña taurina, en el pub Tagora o a través de la propia junta local de la AECC.

Desde Tauroemoción, la empresa adjudicataria de la Plaza de Toros, se ha trabajado en “un cartel fuerte, que va a caer bien y que vamos a promocionar mucho para que la gente se empiece a ilusionar desde ya y se recupere la asistencia a la plaza”, en palabras de Alberto García en Radio Daimiel.

En este sentido, el empresario taurino consideraba fundamental la organización de actos como el del sábado para el éxito de la corrida. “Hay que mover a la afición durante todo el año, lo que no puedes esperar es que no se hable de toros y que de repente se tenga especial interés por un espectáculo”, reflexionaba. Para García si esa presentación “de categoría” también sirve para colaborar con la causa de la AECC, los resultados a esperar tienen que ser diferentes a “cuando la promoción se comienza 15 días antes” del festejo.

Y es que en esta primera toma de contacto con Daimiel, Alberto García mostraba esa firme intención de recuperar público taurino con un cartel donde los toros “podrían lidiarse en plazas de segunda” y los toreros serán de “calidad”, de los que se consideran “figuras” en el escalafón. Además, se pondrá en marcha “una ambiciosa campaña de marketing” y una oferta de precios “para acercar la fiesta a niños y jóvenes en aras de relanzar la plaza, y que resuene como una de las más importantes de la región”.

Así las cosas, Tauroemoción confía en que haya una buena simbiosis entre ayuntamiento, peña taurina y afición, y que la plaza de Daimiel vuelva a ser un referente. De hecho, comentaba que la motivación y la ilusión por gestionar el coso daimieleño llegó por mediación de la peña taurina, que animó a la empresa a hacer una oferta al consistorio.

 

La Peña Taurina pasa un día entre vitorinos

58 daimieleños se desplazaban este fin de semana a tierras extremeñas para visitar la mítica ganadería de Victorino Martín Andrés. Antes de ver al toro en su hábitat natural, la expedición realizó una visita al museo Victorino Martín situado en la Finca Monteviejo, en Moraleja (Cáceres). Allí es prácticamente imposible no perderse algún detalle entre la infinidad de imágenes, y sobre todo premios y cabezas de toros disecadas. Pero «Belador» es la perla del lugar, único toro indultado en Las Ventas un 19 de julio de 1982 lidiado por Ortega Cano y que hoy se homenajea en el museo, acaparando multitud de fotos.

Tras escuchar la historia de cómo se forjo esta ganadería e imperio taurino, la peña se trasladaba a la Finca Santa María de las Tiesas a 20 kilómetros de la primera, en Portezuelo, donde para comenzar se realiza una cata del vino blanco Victorino Martín. Minutos después de este aperitivo con productos típicos extremeños se inició la visita a la camada que se lidiará a presente temporada.

Acompañados por un guía y vaqueros, la expedición daimieleña se acercó durante una hora a un espacio y animal único. Un toro, que bajo tres hierros distintos: Albaserrada, Urcola y Monteviejo, se cría en un idílico lugar. “La valoración de esta experiencia victorino ha sido muy positiva, hemos tenido la gran oportunidad de ver los toros de saca de este año, casi un centenar, algunos tan imponentes como los que se lidiarán en la próxima Feria de San Isidro de Las Ventas”, aseguró el presidente de la peña taurina daimieleña, José Julián Rodríguez Soto

Tras la visita en el campo, una comida típica de puchero y un guiso de carne de toro hacían las delicias de estos aficionados que ya por la tarde viajaban hasta Mérida (Badajoz) para conocer el importante patrimonio cultural romano de la ciudad hasta la tarde del domingo, momento para regresar a Daimiel “con un gran número de recuerdos que guardar para siempre”, como señaló Rodríguez Soto.

Añadir nuevo comentario

11 + 5 =