Los restos arqueológicos del entorno del Torreón del Alcázar podrán ser visitados

Fuente de la noticia: 
Conoce Castilla-La Mancha

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Ciudad Real, ha aprobado esta mañana el proyecto de adecuación del entorno del Arco del Torreón del Alcázar, que tendrá un presupuesto base de licitación de 811.000 euros.

La concejala de Urbanismo, Raquel Torralbo, ha dado a conocer el proyecto, destacando cómo se procederá a la restauración de los restos originales del arco, así como de las cuevas y de los fragmentos de foso defensivo y muro descubiertos para que puedan ser visitables, aunque el informe arqueológico no consideraba su musealización y recomendaba el cierre de las galerías, mediante el sellado y rellenado de su interior.

La actuación abarca una superficie total de la zona de 3.500 m². en la que se incluye una zona de aparcamiento para vehículos con 51 plazas, de las 4 serán para personas con movilidad reducida.

Así se protegerán y sellarán los restos, evitando el deterioro al que permanecen expuestos desde hace ya más de 13 años, para resguardarlos de la intemperie, para su restauración, consolidación y adecuación para ser visitables.

Se devolverá al terreno la altura de la topografía original en la cual se situaba el Torreón y que fue rebajada, aproximadamente un metro, cuando en los años ochenta se construyó el aparcamiento. Se pretende recuperar este espacio para el peatón y permitir el acceso adecuado a las cocheras de los bloques de vivienda colindantes y al Centro de Salud.

Al propio arco se le eliminarán las zonas añadidas que son innecesarias para la estabilidad de la construcción como el recrecido del lado oeste, la segunda capa de hormigón o el repié sobre el hormigón del extremo este, las losas del pavimento, y se retirarán los parches de cemento.

En cuanto a los restos arqueológicos, se podrá acceder a las galerías, creando una escalera de acceso y con la infraestructura necesaria de iluminación, ventilación, etc. Se consolidarán y balizarán los restos de muro y el foso descubierto y se cubrirán con una chapa de acero cortén y cristal que protejan los resto y a su vez los hagan visibles.

Estos restos de muro, así como el foso paralelo, pudieron pertenecer a uno de los edificios del Alcázar que Alfonso X “el sabio”, mandó construir en esta zona, y son los únicos vestigios conservados de dicha fortificación junto con los restos del Torreón.

También se dispondrá de paneles informativos que faciliten la comprensión del Torreón y de los restos, y aporten su valoración histórica. Además, se iluminará la zona potenciando el arco, y se llevarán a cabo las infraestructuras necesarias de agua, saneamiento, riego y distribución eléctrica.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
5 + 3 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.